domingo, 9 de octubre de 2011

Para ti

Veo esos ojos tan profundos,

veo su maléfica seducción.

Has desaparecido...

porque me has hecho esto...

no quiero escuchar tus palabras intoxicantes,

rehúso tus pensamientos,

inhalo recuerdos fugitivos.

Sé que ya no puedes digerir

los buenos momentos.

Tu mundo se ha consumido,

tú te has consumido,

has perdido lucidez,

te has quebrado en mil pedazos.

Huérfana te has quedado,

pues nadie desea tu destino.

De tus labios ya solo salen versos macabros,

has jugado con el diablo, ¡Dios santo!

Le has besado y...

ahora vives sola...

Tus pensamientos flotan en un mar de fuego,

te has quedado ciega y ya no podrás ver

ni tu cruel mundo ni el que has perdido,

pero yo te hablaré de él continuamente.

Puedes morir segura de que nadie te ayudará, pero te equivocarás.

Te digo yo, que aún en estos días

sigo siendo tu fiel amiga. Nadie está dispuesto a pasar un puente

que cruza ríos de maldad,

pero no te dejaré sola,

pagaré mi moneda al barquero

y te acompañaré en tu personal cruzada,

por eso te pido una sola cosa...

Deja ya... De hablar de la soledad.

¿Sabes?

Te acabo de entregar mi vida

La verdad. Mi verdad.

Tengo Bulimia desde los 6 años. Empezó como un juego. lo dejaba, volvía, lo volvía a dejar, volvía y así todos los años. Comía Demasiado. Hasta el punto que vomitaba y vomitaba. Pensaba en esos momentos que nunca pararía.

Con 9 años empece a clavarme agujas y quemarme los dedos con mecheros.

A los 10 años empece a meterme los dedos para vomitar. Todo era maravilloso hasta que a los 13 años deje de vomitar, de golpe. Me costo.

A los 14 deje de ir al instituto. Empece a tener síntomas de Hipocondría, pero en realidad era una Agorafobia en toda regla. Me enviaron a una psicóloga. De una psicóloga me enviaron a un psiquiatra. Y de un psiquiatra me enviaron a un Hospital De Día. Ahí no me relacionaba con nadie. Y fue en el puente de la Constitución cuando vino el primer intento de suicidio.

Mi madre me pillo y me llevo al hospital pero le suplique que me llevase a casa. Y sorprendente mente me llevo.

El 15 de febrero llego el segundo. Mi hermana llamo a una ambulancia y me llevaron a un hospital de la zona. En ese hospital estuve ingresada 1 día. En San Juan De Dios, 3 semanas. 3 semanas interminables. Conocí a una chica que me hablo de vosotras y vosotros, príncipes y princesas, de Ana y Mia. En un permiso investigue y encontré muchas paginas, pero me daba miedo, así que lo deje de lado. Hasta hace tres meses. Fui Ana. Perdí 15 kilos, podría haber perdido mas, pero os cuento el porque.

Volví. Intente suicidarme otra vez. E ingrese en la UCA (Unidad de Crisis de Adolescentes) 2 meses y 3 semanas encerrada ahí. Y claro como mínimo te obligaban a comerte un plato. Pero lo vomitaba.

Ahí conocí a gente maravillosa.

Después de salir, me seguía auto mutilando.

Un día me compre pastillas para volver a intentarlo, pero mi madre me pillo y empece a cortarme y me llevaron al hospital. Estuve 4 o 5 horas ahí y un ingreso domiciliario de 3 días me basto con tal de descubrir que la vida es bella y que si hubiese muerto en alguno de los intentos no hubiese descubierto ni a Ana ni a Mia, ni estaría luchando por ser perfecta.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Productos Light ¿Verdad o Mentira?

Los productos light han irrumpido en los supermercados de una forma escandalosa. Hace unos años ni se conocían; ahora forman parte indispensable de nuestras vidas y de nuestra cocina. Sin embargo, no son milagrosos y deben ser acompañados de una buena dieta.

Cada día la televisión bombardea a los consumidores ofreciendo una enorme cantidad de productos bajos en calorías, denominados light. La influencia de la sociedad, notablemente preocupada por el mantenimiento de la silueta y por la posibilidad de llevar un alimentación sana, es la culpable de este aumento de la oferta ?ligera?.

Lo malo de esta especie de boom es que puede provocar una cierta confusión en el consumidor. Lo primero que éste debe tener muy claro es qué es exactamente un alimento light. Los productos así llamados son bajos en calorías porque han sido desgrasados o porque se les ha reducido o quitado una cantidad de azúcares. Es decir, han sufrido una reducción o sustitución de algunos de los componentes de los productos tradicionales para conseguir que tengan un menor aporte calórico.

Aditivos y sucedáneos

Pero hay que recordar que las grasas no sólo son necesarias para el organismo, sino que además dan sabor y consistencia a los alimentos. Por lo tanto, han de ser sustituidas por otras sustancias. Generalmente se utilizan con este objetivo aditivos y sucedáneos, como por ejemplo algunos edulcorantes no nutritivos, ya que dan sabor pero apenas aportan calorías.

La principal ventaja de los ligeros es que ayudan a moderar el consumo de energía. Su principal inconveniente es que veces a cuentan con demasiados aditivos. Esta idea poco tiene que ver con la de alimento saludable que muchas veces se trata de asociar con los productos bajos en grasas.

Lo que es innegable es que estos artículos contribuyen a llevar una alimentación más variada a aquellos que, por razones de estética, se ponen a dieta. Del mismo modo, permite comer determinados alimentos a personas que, por problemas de salud, no podrían probarlos.

Consumo responsable

Una norma a seguir por todos aquellos que recurran a estos alimentos es que es necesario realizar un consumo responsable al tomar productos light. De nada sirve abusar de estos productos por aquello de que no engordan ya que, finalmente, se ingerirá la misma cantidad de grasas y azúcares. Además es posible que aunque el alimento contenga menos cantidad de grasa que el no ligero, aún aporte demasiadas calorías.

Por eso es importante leer con atención las etiquetas de los envases, a pesar de que a veces parezcan jeroglíficos. Y es que es verdaderamente necesario saber cuál es la razón de que el producto sea light. Es decir, qué nutrientes son ligeros, cuánta grasa llevan y de qué tipo es. A veces un alimento se califica como bajo en calorías debido a la disminución de uno solo de los nutrientes. Es esencial saber cuál o cuáles son, para indicar si es adecuado o no a cada tipo de dieta.

¿Garantía de calidad?

Respecto a la calidad de los alimentos hay que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, en los procesos industriales para obtener estos productos se pierden ciertos nutrientes, sobre todo aquellos que se relacionan con las grasas. Esa es la razón de que, con frecuencia, se añadan algunas vitaminas y minerales.

En general no se puede decir que el consumo de lights sea ni bueno ni malo; simplemente hay que tener cuidado de lo que se come, leer las etiquetas con atención y, por supuesto, no dejar de ingerir productos naturales. Es decir, lo mejor es tratar de combinar de una manera lógica ambos tipos de alimentos.


De verdad son light?

Uno de los mayores problemas que presentan los denominados productos light es que no todos son lo que dicen ser. Es decir, en más ocasiones de las debidas aparece la calificación light en productos que no lo son. Según un acuerdo de la Comisión Interministerial para la Ordenación Alimentaria (CIOA) sólo se podrán denominar light o ligero aquellos productos cuyo valor energético haya sufrido una reducción de al menos un 30% del producto de referencia que se determine.

Sin embargo, según un estudio realizado por la Unión de Consumidores de España (UCE), el grado de cumplimiento de este acuerdo es más bien desolador. Y es que el informe afirma que sólo dos de los 14 productos que esta asociación examinó cumplían la normativa española de la CIOA sobre productos denominados ligeros.

Bebidas refrescantes, salsas de mesa como tomate o mahonesa, derivados cárnicos, platos preparados, conservas de pescado, mermeladas y productos lácteos (helados, mantequilla y queso) son los diferentes tipos de productos que ha examinado la UCE. En muchos de los casos estudiados el problema es, sencillamente, que se trata de un producto distinto y no del mismo, pero bajo en calorías. Es decir, la composición del mismo es completamente distinta. Otro truco más que habitual es el de disminuir la ración de comida. El resultado es evidente: menos peso, menos calorías, pero más engaño.

La edad mas adecuada

No es que exista una edad adecuada para el consumo de productos ligeros o light, pero sí algunos momentos en la vida en los que no deberían ingerirse (al menos de manera habitual) este tipo de alimentos. En concreto, durante la infancia y adolescencia no son nada recomendables, ya que se está en pleno proceso de formación de los tejidos y son necesarios todos los nutrientes de los alimentos. Además, durante ambas épocas el consumo calórico es muy alto. Por razones radicalmente opuestas los ancianos tampoco deben tomar ligeros porque se hacen necesarios los consumos naturales para suplir las deficiencias causadas por la edad

Metformina y Sibutramina


Metformina
¿Qué es?
La metformina es uno de los medicamentos más populares del mundo. Se utiliza desde hace varias décadas en el tratamiento de la Diabetes Mellitus Fue aprobado en Europa en la década de los 80’s y años más tarde en los EE.UU.
La metformina pertenece a los medicamentos llamados biguanidas, se vende genéricamente con diversos nombres de marca. Aunque no cura la diabetes, ayuda a controlarla en combinación con una dieta saludable y un programa de ejercicios adecuado.
La metformina hace que el páncreas produzca más insulina y que el hígado produzca menos glucosa, nivelando así los valores para un mejor funcionamiento del organismo.
Este medicamento oral se utiliza individualmente o junto a otros medicamentos. Se conoce también con los nombres de Glucophage, Gliformin y Diformin.
Este medicamento se utiliza también para tratar otras patologías como el síndrome de ovario poliquístico. Tiene un efecto favorable en pacientes obesos y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares en pacientes con enfermedades coronarias comprobadas.
La metformina estimula la ovulación, por ello las mujeres cercanas a la menopausia, podrían quedar embarazadas mientras toman el medicamento. También puede reducir la efectividad de las píldoras anticonceptivas y reducir la absorción de la vitamina B12.

¿Qué dosis de Metformina debo utilizar?
Es recomendable empezar con una dosis pequeña (500 mg) porque al principio ocurren sus efectos secundarios:
náuseas
mareos
dolor de estómago
vómitos
diarrea

¿Cuáles son los beneficios de Metformina?

ayuda a adelgazar la grasa abdominal
disminuye el apetito y sube la Serotonina
previene la diabetes
disminuye la caída del cabello y el acné
mejora los ovarios poliquísticos y los miomas
tratamiento para infertilidad
disminución del colesterol, triglicéridos, hígado graso y ácido úrico
fibromialgia
disminuye la apnea del sueño

Nombres del Metformina por país:
Venezuela: Glucofage, Glafornil, Glucaminol, Diaformina
México: Dabex, Dimefor o Glucophage
España: Diabex, Diaformin, Fortamet, Glucophage, Glumetza, Meglucon, Riomet
USA: Glucophage, Glucophage XR, Glumetza, Fortamet, Riomet
Colombia: Glucophage, Dimefor, Glucaminol, Metformina, Metsulina
Perú: Diabetil, Dimefor, Glucaminol, Glucophage, Metformina

Sibutramina
Era el medicamento para adelgazar más utilizado. Ayudaba a aumentar la Serotonina y así disminuir el apetito, aunque no tanto como las proteínas. Los frecuentes y aveces peligrosos efectos secundarios de la Sibutramina se podían evitar siguiendo mis recomendaciones pero ha sido prohibida y retirada del mercado.
¿Cuáles son los nombres comerciales del medicamento Sibutramina?
Reductil
Repentil
Siluvial

¿Cómo tomar el medicamento Sibutramina para adelgazar?
Dosis: 10 mg
Es recomendable tomarlo en la mañana.
Nunca empezar con 15 mg
No tomar Sibutramina junto con pastillas anticonceptivas

¿Quiénes no deberían tomar el medicamento Sibutramina?
El medicamento para adelgazar Sibutramina no disminuye el efecto de las pastillas anticonceptivas pero su uso concomitante aumenta los riesgos de trombosis, hipertensión y accidente cerebro-vascular, por lo cual no deberían ser usados a la vez las pastillas anticonceptivas y Sibutramina. Tampoco es recomendable tomarlo junto a glucosamina, Postinor, Levotiroxina (Eutirox) ni otrasmedicinas naturales.
No es aconsejable el uso del medicamento Sibutramina (Reductil) en los pacientes con diabetes, recién operados de bypass gástrico o que no hayan logrado dejar de fumar.

¿Cuáles son los efectos adversos más frecuentes al tomar el medicamento Sibutramina?
El medicamento Sibutramina (Reductil) tiene efectos adversos muy frecuentes y por eso su uso debe ser bajo supervisión médica.

Insomnio: menos frecuente en las personas que hacen ejercicio
Resequedad en la boca: se alivia al derretir pedazos de hielo o mascar chicle sin azúcar
Flacidez
Irritabilidad
Fibromialgia
Sudoración excesiva
Hipertensión
Dolor de cabeza
Calorones
Estreñimieno

En 2008 la Agencia Europea de Medicamentos prohibió la venta de Sibutramina y el dia (15 de Septiempre 2010) en la FDA la votación quedó empatada: 8 votos para retirarla y 8 votos a favor de agregar nuevas restricciones. Esperemos que no sea eliminada del mercado pues uno de los medicamentos mas utilizados por todas las princesas ♥